Roberto Oliván & Tentenublo Wines: en busca del vino perdido.

No tengo el placer de conocer en persona a Roberto Oliván de Tentenublo Wines, aunque sí su voz en las ondas a través de la entrevista realizada por Orlando Lumbreras para el extinto programa Placeres Mundanos de Radio 3 -del que sus fieles esperamos una segunda parte más pronto que tarde- y del que os dejo enlace, puesto que merece la pena que lo escuchéis -antes o después de seguir leyendo- con el fín de  desentrañar algunos de los misterios que encierran los vinos de Tentenublo Wines.

Roberto Oliván

Hombre amante de su pueblo (sólo escuchenlo hablar de Viñaspre, pedanía de Lanciego en La Rioja Alavesa), apegado a su tierra y a sus tradiciones, Roberto Oliván plasma en sus vinos aquello que añora en los vinos riojanos actuales: frescura, sencillez, disfrute de inicio a fin, fruta y trago largo. Quizás muchos de nosotros no estemos acostumbrados a algunos de ellos puesto que nunca probamos los vinos que se elaboraban en La Rioja hace 40 años, y puede que los encontremos toscos, aunque yo sustituiría el término por vinos nacidos de la tierra sin ser disfrazados de nada que los aleje de la autenticidad.

Con 32 años, Roberto se hizo cargo de las viñas de su familia con 16 y ha recorrido un largo camino preparándose, escuchando a los mayores, observando a la naturaleza y trabajando para otros con el fin de tener la seguridad de poder hacer frente a su proyecto personal. Hoy, con escasas añadas propias a sus espaldas, pero con decisiones meditadas a la hora de cuidar sus viñas y elaborar sus vinos, esa idea es toda una realidad.

Foto de F. Maudos

En la actualidad posee 22 parcelas, 7,5 Ha, en las que trabaja huyendo de artificios, “venenos” agrícolas que facilitan la labor, pero masacran la tierra y se centra en realizar una viticultura tradicional con las únicas armas del azufre y el cobre para hacer frente a enfermedades de la viña, y eso ha hecho que haya vuelto el Ardacho a parajes como Las Guillermas o al Abundillano.

Tal vez estemos valorando unos vinos que no son más que el inicio de lo que auguro como una gran proyección en el tiempo (es su tercera añada). Ahora es fácil que algunos de sus vinos no se entiendan, pero la búsqueda de sencillez, no ajena a complejidad, y de acidez marcan en ellos un “∝” para una progresión que realmente nos dará que hablar de Roberto Oliván y Tentenublo Wines.Viña Abundillano3 En estas primeras elaboraciones aún estamos en fase de fijación y no en valde la primera añada 2010 de Las Guillermas cambió su composición inicial pasando  de un tempranillo 100% a un ensamblaje de 60% tempranillo y 40% viúra en la 2011 buscando siempre esa acidez que posibilite una mejor evolución en botella.

En palabras de Roberto Oliván, hay que observar, corregir lo que consideremos que tenemos que cambiar y volver a observar para ver si las correcciones han surtido los efectos deseados.

Tiempo al tiempo y … observen.

 

Los vinos de Roberto Oliván.

Los vinos 26-10-2015 11-38-46

1.- Údico 2014 (D.O. Txakolí de Álava).

Údico 2014 26-10-2015 11-33-38Variedades: 100% Hondabarri Zuri. Edad del viñedo: 10 años.

Suelo de origen aluvial con depósitos marítimos y fluviales a 1,5 m. de profundidad.

Elaboración: Prensado de bajo rendimiento con prensa vertical. Fermentación espontánea en barricas de castaño de 600 l., sin desfangar previamente. Duración de la fermentación: 3 meses de manera ininterrumpida. Sin trabajo de batonage de lías. Embotellado en abril de 2015. Nº de botellas: 1.320.

Cata:

 Llamativo color amarillo con reflejos verdosos. Brillante, untuoso en agitación. Nariz en la que los toques florales, minerales (calizas), cítricos y salinos se acompañan no sutiles notas tostadas. En boca muestra muy buena acidez, graso, elegante recorrido y con un ligero amargor final. Tal vez sea lo que podíamos definir como un Txakolí alejando de los parámetros establecidos en este tipo de vinos. Con todo una muy buena elaboración.

2.- Tentenublo Blanco 2014 (D.O.C. Rioja). Subzona Rioja Alavesa.

Tentenublo Bl 2014Variedades: 60% Malvasía riojana (alarije), 30% Jaen blanca y 10% Viura. Edad del viñedo de 35 a 100 años.

Suelos poco profundos con una roca madre arenisca y con paquetes de margas de baja intensidad superficial (25-50 cm.)

Elaboración: Fermentación espontánea en barricas de 500 l. de roble húngaro y de 300 l. de roble americano durante 5 meses de manera ininterrumpida. Sin trabajo de batonage de lías. Embotellado en abril de 2015. Nº de botellas: 1.866.

Cata:

De color amarillo dorado, brillante. Lágrima fina y densa. Limpio y untuoso en agitación. Nariz con aporte de notas tostadas, florales, cítricas y un acompañamiento de vainillas. De mediana intensidad aromática. En boca muestra buena acidez y entrada grasa con una retro marcada por las notas tostadas y florales acompañadas de sutiles aromas de toffe, si bien queda un poco corto. ¿Descorchado demasiado pronto -acababa de salir al merdado-?. Desde mi punto de vista no hay duda de que merece una segunda oportunidad para comprobar su verdadero potencial.

3.- Xérico 2014 (D.O.C. Rioja).

Variedades: 80% Tempranillo y 20% Viúra. Edad del viñedo de entre 15 y 50 años.

Suelos de margas calizas en laderas de erosión.Xérico 2014 26-10-2015 11-35-09

Elaboración: Fermentación espontánea en tinas abiertas de inox de distintas capacidades (2.000, 1.000 y 500 l.). Bazqueos suaves con los pies. Maloláctica y crianza en barrica de roble francés durante 6 meses. Embotellado en mayo de 2015. Nº de botellas 6.977.

Cata:

Bonito color picota de capa media. Lágrima fina y densa que tinta la copa. En nariz ligeros toques de reducción que dejan paso a aromas de fruta roja, café, balsámicos (regaliz) y cacao. Boca fresa, sencilla y muy agradable. Buena acidez con un toque tánico que no molesta y un tanino ligeramente goloso.

Fue un vino que no se entendió por algunos de los asistentes y que a mí, personalemnte, me pareció distinto, algo recio pero muy disfrutable y que fue de menos a más a lo largo de la cata.

4.- Tentenublo 2013 (D.O.C. Rioja).

Tentenublo T 2013 26-10-2015 11-34-29 26-10-2015 11-34-29Variedades: Tempranillo y otras. Edad del viñedo entre 40 y 100 años.

Clima: Añada de gran influencia atlántica en una zona poco abrigada y expuesta a los rigores del viento del Norte.

Suelos: Situado a 600 m.s.m.  Poco profundos con roca madre arenisca y paquetes de margas de baja intensidad muy superficial (25-50 cm). Suelos de color marrón de ligera tendencia al rojizo con niveles da arena entorno al 40% y alto contenido en óxido ferroso. Superficie de plantación: 0,62 Ha.

Elaboración: Fermentación espontánea en tinas abiertas de inox de distintas capacidades (2.000, 1.000 y 500 l.). Bazqueos suaves con los pies. Maloláctica y crianza en barrica de roble francés durante 10 meses. Embotellado en agosto de 2014. Nº de botellas 8.000.

Cata:

De color picota media-alta. Brillante. Lágrima fina y lenta. Nariz que necesita ser aireada para dejar paso a notas de ftura, cacao, carbón y apuntes minerales. Complejo. En boca mantiene una excelente acidez y muy buena estructura. Es largo en retronasal en la que las notas olfativas se mantienen. Aún le falta pulirse, pero las trazas son muy buenas. Lo dicho, démosle tiempo.

5.- Escondite del Ardacho. Las Guillermas 2013 (D.O.C. Rioja).

El-escondite-del-ardachoVariedades: Tempranillo de 0,4 Ha. y Viúra de 0,22 Ha. Edad del viñedo: 64 años.

Suelos con buena profundiad útil, mayor de 150 cm., con ligera pendiente longitudinal que favorece el drenaje. En zonas puntuales de la parcela el suelo está formado por cantos rodados procedentesw de la erosion de relives superiores (gravas margosas). Situado a 400 m.s.m.

Elaboración:  Despalillado y con fermentación espontánea en recipientes abiertos. Bazuqueos sauves y crianza en barricas de roble francés de segundo año durante 9 meses y sin trasiegos. Embotellado a finales de julio 2014 sin clarificación ni filtración. Nº de botellas: 630.

Cata:

Preciosa vista con un color picota de capa media-alta brillante y llamativo. Lágrima fina y densa. Nariz compleja con aromas a fruta roja, cacaos, apuntes balsámicos y notas minerales. Elegante. Boca marcada por una excelente acidez. Tanino goloso, pelín cálido y con excelente recorrido. Muestra estructura, músculo y al final crea una verdadera adicción. Excelente, aunque estoy seguro que mejorará todavía más con el tiempo. No tengamos prisa.

6.- Escondite del Ardacho. El Abundillano 2013 (D.O.C. Rioja).

Las Guillermas 26-10-2015 11-36-07Variedades: Garnacha, Tempranillo, Malvasía y otras. Superficie de plantación: 0,95 Ha. Edad del viñedo de entre 90 y 105 años.

Suelos de margas y areniscas. Llanos y poco profundos con una roca madre de arenisca y con paquetes de margas de baja intensidad. Situado a 590 m.s.m.

Elaboración: Fermentación espontánea en tinas abiertas de madera de 225 l. con un despalillado parcial del 80%. Bazuqueos suaves y crianza en barricas de segundo vino de roble húngaro durante 9 meses sin trasiego alguno. Embotellado en julio de 2014 sin clarificación y filtración. Nº de botellas: 1.295.

Cata:

Mantiene una impresionante y atractiva capa media-alta. Bonito, oiga. Qué entra por los ojos. Nariz elegante y compleja: fruta roja y negra, sutiles tostados, apuntes balsámicos y notas de laurel. Elgante boca con una excelente acidez, fresco, con un tanino goloso y mantenindo estructura y complejidad. Un vino, como su hermano que promete un excelente recorrido en el tiempo.

Tiempo, siempre tiempo.

Fotos: Roberto Oliván, Fernando Maudos (http://fernandomaudos.blogspot.com.es) y del autor.

Deja un comentario