Los vinos de La Casa Maguila.

Disfrutados los vinos de La Casa Maguila: Cachito Mío 2012 y Angelitos Negros 2012 -falta Quizás que saldrá este 2014- no puedo por menos de preguntarme el por qué de estos nombres  -tal vez lo más fácil sea preguntárselo a Jesús Peña, alma mater de la bodega-, pero déjenme elucubrar y buscar las relaciones entre vino y bolero.

En primer lugar habría que definir al bolero -cubano en este caso- como un baile rítmico y con una melodía diferente al “bolero español”, íntima y sensual, algo que también vemos en la filosofía de la bodega al buscar en estos vinos de Toro “la fruta y la acidez de la uva que les da suavidad, sabrosidad y longitud” dejando en un segundo plano los atributos clásicos de la zona como  “volumen, equilibrio y tanicidad que le aportan la estructura” (texto entrecomillado de www.verema.com).

Los boleros en sus inicios se cantaban acompañados por guitarras algo que hizo que su música fuera propia de las cantinas ¡como el vino, oiga!.

Y finalmente, si junto a los dos principios anteriores resaltamos que en sus comienzos el lenguaje de los boleros se desarrolló a partir de los “tríos de guitarra” las influencias recibidas de este estilo musical en Casa Maguila están aún más claras, ya que tres son sus vinos: Cachito Mío, Angelitos Negros y Quizás.

¿Qué les han entrado ganas de disfrutar con unos vinos distintos y con una música íntima y sensual?, pues uds. mismos. Yo de momento les dejo un bolero y les comento los vinos.

LOS VINOS

1.- Angelitos Negros 2012.

Angelitos Negros 2012
Angelitos Negros 2012

100% tinta de Toro. 13,5% vol. Viñas de 10 a 30 años. Suelo 87% arenoso

8 meses en barrica de roble 50% francés y 50% americano.

La cata:

Bonito color picota de capamedia y menisco carmesí. Limpio y brillante. Lágrima fina y densa

Nariz que despliega notas de fruta roja y negra junto con sutiles vainillas a copa parada. En agitación toques balsámicos, fruta madura, toques de torrefacto, chocolate y regaliz.

Boca con buena acidez. Se muestra fresco y con un buen ataque. Taninos sedosos, elegante. Retronasal en la que las nota de fruta se conjugan con el aporte de la crianza de forma armoniosa. Buen recorrido con un toque ligeramente amargoso que no molesta y te “habla” pidiendo más.

2.- Cachito Mío 2012

Cachito Mío 2012
Cachito Mío 2012

100% tinta de Toro. 14% vol.

7 meses en barrica de roble americano en un 80% y 20% francés. Edad de la viña de más de 50 años.

La cata:

Picota de capa media con ribete carmesí. Lágrima fina, densa y tintada. Bonito. Atractivo.

En nariz, a copa parada,  aporte de fruta negra y rota, sutiles tostados y apuntes minerales. En agitación se incrementan las sensaciones frutales y las notas de vainillas y tostadas. Apuntes de torrefactos y cacao, y un toque de yogur de fresa.

Ligeros verdores que no molestan y le dotan de frescura. Apuntes minerales y balsámicos.

En boca muestra un buen ataque y acidez. Gos0so con taninos sedosos aunque más marcados que su “hermano”.

Retro en el que las notas de fruta, crianza, minerales y torrefactos se remarcan. Buen recorrido e intensidad. Fresco con un “deje” de ligero amargor final. Rico, aunque he de confesar que disfruté más con los “Angelitos”.

¡Qué disfruten y si además se marcan un bolero, pues, como diría mi admirada Celia Cruz :”Assssuuucar”!-pero no me chaptalicen-.

¡Salud y buen vino!

5 opiniones en “Los vinos de La Casa Maguila.”

        1. Pues no tengo ni idea, ya que la información procede de la contraetiqueta de la botella, pero no voy a dejar a uno de mis lectores asíduos sin esa información y paso a “busca y captura” de esos datos. En cuanto los tenga te comento. 😉

Deja un comentario