De copa en boca: Altos de Losada 2007 y 2008

Re-cata de Altos de Losada 2007 y 2008 cuatro años después.

Hace ya cuatro años que disfruté de estos dos vinos, Altos de Losada 2007 y 2008, en una magnífica cata dirigida por Amancio Fernández, enólogo de Losada Vinos de Finca, y guardé estas dos botellas para comprobar su evolución con unos años en sus espaldas y así poder comparar las sensaciones y cambios generados en este período de tiempo.

Llegó el día para ver los resultados y comparar cómo han cambiado ambos vinos, los dos elaborados con uva Mencía de cepas viejas y con una crianza de 15 meses en barricas de roble francés en un periodo de 4 años:

1.- Altos de Losada 2007.

Altos de Losada 2007

De color picota de capa media-alta con reflejos ligeramente atejados. Lágrima fina y densa.

En nariz necesita aireación para dejar escapar esas notas de reducción iniciales que dan paso a un predominio de notas fruta negra compotada, cacao, sutiles notas de vainillas, toques balsámicos (regaliz) y minerales.

Altos de Losada 2007 copa

En boca muestra una buena acidez, largo y con buena estructura. Ataque fresco y goloso. Complejo.

En retronasal el aporte de las notas balsámicas y de cacao sobresalen sobre las notas frutales, pero dejando un largo rastro que lo hace muy disfrutable. Muy elegante.

2.- Altos de Losada 2008.

Altos de Losada 2008

Precioso color picota de capa alta con lágrima fina y densa. Se muestra serio y anuncia su potencial.

En nariz la pauta la marcan las notas de frutas negras maduras acompañadas de aromas de fruta roja en licor, toques de tostados y especiados, sutiles florales y señales de lavanda conjuntadas con aportes lácteos y de cacao, notas minerales y balsámicos. Complejo sigue ofreciendo recuerdos terrosos y unos ligeros apuntes de verdor que le dotan de frescura.

Altos de Losada 2008 copa

En boca es todo elegancia. Es sedoso y mantiene una buena acidez acompañada de un tanino carnoso y goloso. Rico.

El alcohol se encuentra muy bien integrado mostrando excelente equilibrio con la acidez que evitan hacerlo pesado.

En vía retronasal muestra su seriedad recordando la complejidad olfativa y marcando al final pinceladas de elegante amargor de chocolate negro junto con notas de fruta en licor que lo hacen adictivo.

Excelente.

Conclusiones:

Una vez re-catados los vinos habría que indicar la excelente evolución en botella y lo bien que les ha sentado el tiempo a las dos elaboraciones como se observa en un afinamiento en boca de ambos vinos. En el Altos de Losada 2007  el aporte frutal va cediendo protagonismo ante el buquet, aunque sigue manteniendo notas primarias que le dotan de frescura y elegancia. Si hace cuatro años las notas de madera marcaban su paso por boca, en la actualidad se han integrado completamente dejando un paso sedoso, equilibrado y muy disfrutable.

Mencía de Vinos Losada

Altos de Losada 2008 ha sufrido menor evolución, desde mi punto de vista, y los cambios son menos apreciables aunque, como es normal, la fruta está empezando a dejar paso a las notas de crianza, pero de forma más pausada. Quizás dónde más se observe la evolución sea en el paso de boca en la que la sedosidad actual aporta elegancia, estando perfecto para consumir, aunque tal vez con menos recorrido en el tiempo y menos complejidad que la añda 2007.

Resulta muy esperanzador el comprobar cómo dos vinos de distintas añadas muestran distintas personalidades dejando de un lado las “elaboraciones clónicas” a las que lamentablemente estamos tan acostumbrados, gracias a un excelente trabajo de campo y bodega en la que se deja constancia de las castas y del terruño de donde proceden.

¡Salud y buen vino!

Deja un comentario