Mi ayuntamiento no deja invertir

La verdad es que uno ha leído sobre la “libertad de mercado” o la “unidad de mercado” y piensa que en pleno siglo XXI, en un país como este, es en lo que estamos, pero luego te encuentras a un amigo que, en principio, te deja perplejo, y luego lo sufres en las carnes de personas cercanas y descubres que todo es una auténtica milonga.

¡Al grano!

Hace unos meses un buen amigo tuvo la buena idea de montar una vinoteca y crear  puestos de trabajo, pero cuando tenía todo organizado (local, albañiles, diseño de decoración, …) una llamada de su asesoría le deja seco como la mojama: “el Ayuntamiento de Salamanca no te da la licencia de actividad porque existe a menos de 5 metros de tu local otro -un restaurante cerrado para más inri- que tiene licencia para vender bebidas alcohólilcas, y la ordenanza municipal lo prohíbe”.

“¿Me estás tomando el pelo?”, contestó. Pues no señores, no, en esta ciudad que vive básicamente del sector servicios no puede haber dos establecimientos con licencia de actividad para vender bebidas alcohólicas a menos de cinco metros uno de otro. ¿Pero se ha dado una vuelta el responsable del servicio en cuestión por la Plaza Mayor, la Rúa, la Gran Vía, … y no ha visto que la mayoría de los estableciemientos están a menos de 5 metros?. ¿Por qué antes sí y ahora no?. ¿Se debe a algún capricho personal este cambio?. ¿Por qué no dejan invertir el dinero de aquel que quiere asumir sus riesgos?

Sí, ya se que puede haber dos pastelerías parede con pared, y ambas venden bebidas alcohólicas; o dos carnicerías y en ambas se vende bebidas alcohólicas; o dos quioscos y en ambos se venden bebidas alcohólicas, pero no puede haber una vinoteca o un restaurante junto a otra vinoteca u otro restaurante porque la ordenanza municipal lo prohíbe.

Ya, sí, la contestación la de Forges ¡Pais!.

Por lo tanto desearíamos que hubiera un cambio de actitud por parte de la nueva corporación para que no existiera una discriminación entre, por ejemplo, Madrid y Salamanca, cuando la sra. Botella anuncia que se podrá abrir cualquier tipo de negocio en la capital con solo solicitarlo.

Si tenéis noticias de otras ordenanzas propias de películas de Summers o Berlanga comentadlas y así podemos hacer una Antología del Disparate de la estupidez municipal.

Deja un comentario