Lo siento, pero hoy no puedo

La verdad es que hoy iba a actualizar el blog hablando de libros y vinos, pero al abrir el periódico y ver la sonrisa irónica y satírica de un asesino de 25 personas me he sentido mal, muy mal.
El sólo saber que a este asesino le ha costado una pena de menos de un año de cárcel por asesinado y que los poderes ejecutivo, legislativo y judicial no hayan hecho todo lo posible para que esto no sucediera me hace sentir vergüenza.
El matar sale barato para depende quién y esto rompe con mi concepto de democracia. No puede ser posible que en el siglo XXI y en un país europeo sucedan este tipo de cosas.
Hoy, si cabe, me siento más cerca que nunca de esas 25 familias a las que han perdido a un ser querido a manos de este asesino.
Sólo deseo que no vuelvan a suceder casos tan lamentables y dolorosos como éste.

5 opiniones en “Lo siento, pero hoy no puedo”

  1. Totalmente de acuerdo.Solo un matiz. El quejarme de cuanto me parece vergonzoso de las administraciones local, autonómica y nacional que me gobiernan me ha costado algun que otro disgusto pero a pesar de ello no me callo.Por esto, solo pediría a todos que en la medida de las posibilidades y el cabreo de cada uno os quejeis a diario y sin medida contra todo y todos los mandatarios, por muy democráticos que se consideren…Porque lo demas creo que es flor de un día y aunque bonito ni sirve de nada ni va a calmar la indignación que seguro que sentis y que yo comparto con vosotros…Solo esto.

  2. Os recomiendo el editorial de Pedro J. Ramírez hoy domingo. No comparto algunas de sus opiniones, pero el editorial es para reflexionar.José Luis Louzan, tengo a bien tener una idea jacobina del estado y por eso no acabo de entender el reino de taifas en que se está convirtiendo este país y siempre que puedo así lo manifiesto.Realmente tenemos una clase política que no nos la merecemos, y así nos va.

  3. No estimado Mario, tenemos a pies juntillas los dirigentes que nos merecemos. Sin ambajes.Es el pueblo el que desde hace tres décadas vota a sus dirigentes. Somos nosotros los que permitimos que esto ocurra una y otra vez. Nos merecemos lo que tenemos.Si bien, como leía en algún libro, “que nunca tuvimos los reyes que merecimos, ni merecimos los reyes que tuvimos”Saludos,Jose

Deja un comentario