El retorno

El problema de irse de vacaciones no es la organización de la ida, sino todo el trabajo acumulado que te espera a la vuelta, y esa es la razón por la que no he podido introducir nuevas entradas.
Después de dos semanas en la costa levantina hemos vuelto con las pilas cargadas para enfrentarnos a un nuevo curso, con nuevas ideas y proyectos que esperamos se lleven a buen puerto y haciendo propósito de enmienda para darle más vitalidad al blog, aunque el tiempo es el que hay.

De vinos y gastronomía sólo mencionar la falta de preocupación en la gran mayoría del sector hostelero por la introducción de los productos de la tierra. Sólo mencionar que en una de nuestras salidas al solicitar un blanco para acompañar un arroz y ¡sorpresa! a elegir Moscatel de la Marina o Castillo de San Diego. Eso sí el Moscatel de la Marina cosecha 2005 ¡asssuuuucarrr!
Por suerte en una tiendilla del pueblo pillé un Enrique Mendoza 2004 Pinot Noir que palió, si cabe, la desidia general.
Afortunadamente estamos en casa, con el último lote de Verema para manumitir y otro pedido de champagne que espero haga esta retrée menos dolorosa.
Desde la Extremadura Castellana, seguiremos informando.

3 opiniones en “El retorno”

Deja un comentario