Xurxo Alba: el “alma pater” de Albamar

No tengo el placer de conocer personalmente a Xurso Alba, “alma pater” de Bodegas Albamar, -y espero no tardar mucho en hacerlo- pero sólo hace falta leer a Joan Gómez Pallarés en su libro “Vinos Natuarles en España” o a Mariano Fisac en su “Galicia entre copas” para, al menos, conocerlo por sus vinos. Y así ha sido. -Por cierto, les recomiendo ambos libros, para todo amante y enochalado de pro además de seguir a Joan en sus comentarios de El País Semanal-.

Con todo el vídeo es demostrativo de que Xurso disfruta con su trabajo. Yo desde luego me hubiera pensado muy mucho entrar ahí, más que nada porque no creo que saliera por tal diámetro.

Xurxo encubado

Si el mundo empresarial perdió un enólgo consultor con la crisis, los amantes de este mundo ganamos al “hombre que es capaz de trasladar el carácter de su vendimia al depósito de acero inoxidable y está empezando a conseguirlo también en botella. Cuestión de irle siguiendo…”, nos decía Joan allá por 2013. Yo doy fe de que ese paso ya está conseguido en base a los excelentes vinos que está elaborando tanto en las tres hectáreas situadas en Rías Baixas, como en los que él llama “caprichos” establecidos en Ribeira Sacra o en Valdeorras.

1.- Albamar Finca O Pereiro 2015

O Pereiro. Xurxo Alba

Vino blanco elaborado con uva 100% albariño. Plantada en 2004 sobre suelos de arcilla, mayoritariamente.

Elaboración clásica con racimos pertenecientes a la Finca O Pereiro situada en un suelo especial a 200 metros del mar. Fermentación en inox con battonages.

La cata:

De color amarillo, limpio, brillante y untososo en agitación. Atractivo. Nariz con toques florales (blancas), yodo y elegante acompañamiento mineral. Boca con una excelente acidez, sensaciones grasas y cítricas acompañadas de aportes florales, yoados y recuerdos a algas. Directo y disfrutable de principio a fin.

2.- Alma de Mar 2016

(no contamos con foto de etiqueta ya que aún no habían procedido a etiquetarlas, y más vale pájaro en mano…)

Uno de los mejores Albariños que se pueden encontrar en el mercado. Xurxo Alba es el culpable de esta maravilla. Viñas plantadas en 1982

Viticultura: Uvas procedentes de cepas viejas de la parcela “O Pereiro” situada a orillas del mar, allá donde desemboca el río Umia, plantadas sobre suelos arcillo-arenosos. Conducción en espaldera.

Vendimia: Vendimiado manualmente.

Elaboración: Máximo mimo en todo el proceso, tanto en el campo como en la bodega. El vino se descuba y realiza la fermentación alcohólica. Nada más terminar ésta se efectúan battonages de sus lías más finas durante 8 meses en depósito de indox dependiendo de la añada. Después se lleva a cabo una trasiega, se filtra y se embotella donde permanecerá reposando 3 meses.  Realiza maloláctica. 0 sulfuroso.

La cata:

Color amarillo con toques verdosos que le dotan de elegancia cromática. Limpio y brillante. Aromas marcados por el aporte mineral que se acompañan por notas salinas, recuerdos de “marea”, toques vegetales, puntos anisados y unas sensaciones sutiles de lima. En boca es puro equilibrio, largo, elegante, con una acidez que marca y pura complejidad.

3.- Albamar Pepe Luís 2016

(Al igual de Alma de Mar aún no las habían etiquetado)

D.O. Rías Baixas – 100% Albariño.

Se trata de una cuvee especial procedente de cuatro microparcelas muy cercanas al mar cuyas uvas se caracterizan por una acidez málica alta. Suelos arenosos.

El mosto arranca la fermentación en inox con levaduras autóctonas y a mitad de la fermentación se pasa a 2 barricas de 500 l. de roble francés de varios usos y un fudre alemán de 1.330 l. en las que se cría durante 9 meses con sus lías finas sin battonages. Ésta añada ha arrancado la maloláctica en una barrica y en el fudre, en otra no.

Posteriormente se realiza el coupage del vino.

La cata:

Color que sigue marcando las notas cromáticas amarillas con reflejos verdosos que lo hacen atractivo. Nariz en la que las notas de fruta amarilla (ciruela y melocotón), la albahaca, el aporte del laurel y los toques minerales se muestran como los protagonistas. En boca mantiene una excelente acidez, marca de la casa acompañada de un ligero amargor final y una retronasal en la que se remarcan las notas minerales, fruta y laurel. Largo y con una tensión que le hace mantenerse a lo largo de toda la cata. Excelente.

4.- Capitán Xurelo 2015

Capitán Xurelo

Vino tinto D.O. Rias Baixas.

Elaborado con las variedades autóctonas Mencía, Caiño y Espadeiro, con crianza de 12 meses en barricas de roble.

Se elabora de barricas de O Esteiro que no le convencen a Xurxo Alba y se envasan en exclusiva para Roberto Juncal de la enoteca pontevedresa de Juncal Alimentación, pero de “segundo vino” no tiene nada. ¡Para disfrutar “sin prisioneros”!.

Uvas procedentes unicamente de la subzona Val do Salnés.

Es una edicion limitada de 300 botellas numeradas.

La cata:

Bonito color picota de capa media-alta con menisco rubí. Nariz en la que predominan las notas de fruta roja, el aporte terroso, los toques ahumados, los sutiles minerales (pedernal) y los recuerdos mentolados. En boca muestra buena acidez, mostrándose fresco, ligero y toques de cierta rugosidad. Vino que necesita aireación para mejorar a lo largo de la cata. En todo caso es un 2º vino de bodega digno y disfrutable, pero alejado de sus hermanos mayores que comentamos a continuación.

5.- Albamar O Esteiro 2015

O Esteiro

Vino tinto elaborado con variedades de uva mencía, caiño y espadeiro con crianza de 12 meses en barricas de roble. Viñas viejas en suelos arenosos.

Uvas procedentes únicamente de la subzona Val do Salnés. Producción de 850 botellas

La cata:

Precioso picota con menisco rubí. Serio y llamativo. En nariz plena frutosidad de frutos rojos acompañados de sutiles tostados y toques de ligero verdor que le dotan de frescura. En boca se muestra fresco, con sensaciones de cierta tanicidad de la fruta manteniendo una buena estructura, cuerpo y recorrido.

6.- Vino O Esteiro Mencia 2015

O Esteiro Mencía

Xurxo vinifica por separado las diferentes variedades y parcelas de sus tintos, antes de ensamblar su tinto O Esteiro seleccionando las mejores barricas y orígenes para elaborar monovarietales. Todas las uvas proceden del valle del Salnés.

Fermenta con levaduras propias, realiza una crianza de 12 meses en barricas francesas de diferentes tamaños y tonelerías.

Monovarietal de Mencia de la añada 2015

La cata:

Preciso color rubí con menisco atejado y lágrima viva. Sensaciones olfativas hurañas en inicio, pero que acaban desplegando las notas de fruta roja, pétalos de rosa, hojarasca y toques de verdor que le hacen fresco y adictivo. En boca presenta una excelente acidez con aportes ahumados, terrosos y sutiles sensaciones ligeramente astringentes. Atlántico por los cuatro costados. Excelente y, en mi opinión, el mejor de los tintos.

Dice Oliviere Rivière que si Europa es el Viejo Mundo, España es en la actualidad el Nuevo Mundo, vinícolamente hablando. Y no puedo estar más de acuerdo con él ya que sólo hace falta ver la cantidad de “savia” nueva que está aflorando y aportando, no sólo aire fresco, sino recuperando castas, elaboraciones de otros tiempos y vinos que siempre se hicieron y se perdieron en la noche de los tiempos en aras a la cantidad y se alejaron de la calidad.

No están todos los que son, pero si són todos los que están. Me guardo en la manga algunos de sus vinos para comentarlos en el apartado “De copa en boca” y así conseguir cierto “suspense”, mon ami!.

Espero que hayan disfrutado del post y ahora sigan mi consejo y disfruten con los vinos de Xurxo Alba cómodamente. ¡Están en su blog!

2 opiniones en “Xurxo Alba: el “alma pater” de Albamar”

Deja un comentario